miércoles, octubre 22, 2008

Una oportunidad

Decíamos antes que la palabra "expropiación" iba a comenzar a rondar por los medios y por las marionetas que ellos hacen hablar. El intento es claro: presentar la estatización de los fondos de pensión como una réplica del corralito decembrista. ¡Están tocando mi dinero! ¡y encima para sucio gasto político-electoral! Si en unas semanas las AFJPs comenzaban a quebrar, esos mismos que hoy se desesperan ante tamaño atropello a la propiedad privada iban a ser los primeros en salir a pedir un rescate para salvaguardar a "nuestros viejitos".
Eso desde la derecha más "paladar negro" (La Nación), que defiende el sistema privado desde su visión liberal del mundo, perfectamente respetable, obviamente. Desde la derecha moralista-lanatiana en cambio, la óptica está puesta en la chicana, el vizcacheo, "el clink caja", la mirada antipolítica que siempre ve el "robo", las aviesas intenciones personales detrás de las decisiones políticas. Esa postura clasemediera del "me están cagando, no entiendo nada, pero me están cagando." Un poco esas dos miradas - la liberal y la, digamos, antipolítica berreta - se unificaron y actuaron juntas en el tema de la 125. Tipos que con fundamento - sus intereses económicos - peleaban contra las retenciones móviles, confluían con aquellos que se oponían sólo porque detestan a los Kirchner, porque les caen mal, porque ella es soberbia, porque él es un ambicioso, bla, bla, bla.
Ahora, surfeando un poco el clima caliente que se agita en los diarios, se ve lo mismo: por un lado los que defienden la capitalización como opción más eficiente en la administración de los fondos, como recorte del poder del Estado, como instrumento financiero que amplíe el mercado. Por otro los que impugnan la estatización por sus supuestos fines espurios-electorales, por el afán de los Kirchner de hacerse de "la caja". No es que les moleste la estatización en sí, es que no pueden ir más allá de su concepción de taxista canchero que ve en cualquier acción realizada por un gobierno que detesta un intento de perjudicarlo.
Un poco en el mismo sentido está la postura de los que están de acuerdo con la medida pero no con las supuestas intenciones que la motivan. Un poco lo que dice Caparrós hoy en Crítica. O lo que sostienen algunos progres. Es la eterna trampa del progresismo: poner por delante las imputaciones personales y morales por sobre las políticas. Es decir, anteponer el desmantelamiento de una estafa gigantesca como las AFJPs a las alternativas electorales futuras (¿Quién puede saber lo que pasará en 2009?, ¿quién puede saber que pasará con los Kirchner?) es perder nuevamente la oportunidad de reconstruir algo de lo destruido en los largos años del neoliberalismo.

6 comentarios:

Silvio Astier dijo...

Vea, es tan así como usted lo escribe, estimado, que casi no le doy mérito a su texto (como si yo poseyese alguna clase de potestad de juez...). El segmento antikirchneristagorilaprogreperonoperuca tiene un poder adquisitivo alto, entonces ¿por qué no venderles algo?

Sólo desacordamos, como usted sabe, en la comparación con la 125. Como una lección de institucionalidad bien aprendida lo segundo que se ha dicho aquí, luego de anunciar la propuesta, fue que sería enviada al Congreso.

Cada vez es más facil engañar, operar, mentir y dar esa sensación de que A y -A son verdaderos a la vez; todo se berretiza y la culpa es de la precarización educativa.

Por eso, el problema de la semana, para mí, es el de los docentes.

Un abrazo.

Mermelada de boludos dijo...

Mmmmmmmm,.. creo que como dice Solari "Estas/mos hundidos a fondo a fondo", todavía no se sale del efecto sorpresa, pero por otro lado el efecto lobby esta calando de a pasitos en la linea media argentina, los progres no se deciden y los peronista todos separados, para colmo a los "chorros" se les ocurre robar y matar en los lugares más "paquetes" (y tienen eco por todos lados), tenemos en el imaginario colectivo la crisis a la vuelta de la esquina, todo éste circulo vicioso es muy muy amenazador, el miedo. Saludos

escriba dijo...

Muy buena. Para lo moral, Gerardo Morales.
Saludos

borgesito dijo...

la posibilidad a estas replicas absurdas de oposicion las otroga el mismo kirchnerismo al no acometer politicamente contra la ideologia "contrera y gorila". es que el kirhcnerismo se agota en su discursito parasito: crecemos como nunca antes en la historia.
lastima que la historia nos suel borrar las "esperanzas" de una patada en el culo.
no creo, estimado, que esta sea una oportunidad de "reconstruir" nada, dado que ese no es el idela de movilizacion que encierra esta maniobra.
el kirchenrismo tiene la oposicion que se merece y que alimenta. aunque no hace ningun daño verdadero. el daño se lo hace el mismo kirchenrismo, lease seudo conflicto con el campo, lease salvataje de las ganacias capitalizadas durante años por las afjp. una vez mas el esatdo compra basura y nos vende pescado podrido.

Anónimo dijo...

bue al fin se puede leer algo como la gente, felicito por tu apuesta en el texto:
No perdamos nuevamente la oportunidad de reconstruir algo de lo destruido en los largos años del neoliberalismo.
Ojala podamos darnos cuenta de esto.
Via

Hal dijo...

"poner por delante las imputaciones personales y morales por sobre las políticas"
Y cuál es el límite preciso que separa unas de otras, estimado?