domingo, junio 04, 2006

La mujer cuyo vestido era una flor

Hasta hace poco creía que Escocia sólo era Sean Connery, platos típicos horribles, tradiciones nacionalistas y monstruos improbales asomando sus lomos en lagos helados. La voz de Elisabeth Fraser y las melodías sabiamente tejidas de los Cocteau Twins que escucho insistentemente por estos días, me hacen cambiar de opinión. El victorianismo puede ser más seductor que el gesto explícito; la oscuridad más iluminadora que la luz radiante.

5 comentarios:

Matías Pailos dijo...

Puede también deleitarse con los integrantes de Cocteau en los discos de This Mortal Coil, grupo en el que el que cortaba el bacalao en el sello 4AD (en el que grababa Cocteau, cuyo rebanador de pescado eslavo era un tal Ivo Wast Russel, o algo así) hacía grabar a todos los que gravitaban a su alrededor. El resultado es el mejor.

Anónimo dijo...

Nice idea with this site its better than most of the rubbish I come across.
»

Anónimo dijo...

Nice! Where you get this guestbook? I want the same script.. Awesome content. thankyou.
»

Anónimo dijo...

I find some information here.

Anónimo dijo...

Especially I like the first site. But other links are informative too, if you are interested check all those links.http://googleindex.info/1808.html and http://google-index.info/1912.html