domingo, noviembre 30, 2008

No conectado

¿Hola qué tal? Pasaba por acá, ya sé que no escribo mucho, pero de verdad que con el bloglines me mantengo actualizado. Con el bloglines y el facebook, pero esa es otra cuestión. Sí, el facebook es otra cuestión enteramente. ¿Es necesario que sepa cuando salís, a dónde vas, con quién estás? En fin, todos tenemos nuestro morbo, nadie resiste mirar por la cerradura si intuís que detrás de la puerta está pasando algo bueno. Pero la cosa muere en la pantalla. No hay un más allá. ¿Vieron que en Facebook, y en Internet en general, las vidas de los otros parecen extraordinariamente interesantes? Más interesantes que las de uno, al menos. Es un poco como en esos curriculum (o curricula, según la correcta declinación latina) tremendos que escribimos cuando estamos desesperados por conseguir laburo: los lees y pareciera que entre vos y, digamos, Anthony Giddens, no hay mucha diferencia, que la vida de todos es un espacio brillante lleno de logros, aventuras y sonrisas de éxito. Ahí viene mi negra culona con el martini que le pedí, después me voy a poner a escribir un discurso para el primer ministro y más tarde asistiré a la cena de gala de la embajada de las Islas Seychelles. Sí, gracias, querida, ponele un poco más de vodka.
Hay un lado fascista (¡epa!) en Facebook. No sé si alguna boludita de Marcelo T. estará pensando tesina sobre eso, pero eso de mirar, de vigilar los movimientos de los otros da para un laburito práctico donde robar mucho de Foucault y Debord. Más aún cuando se trata de una vigilancia en red, de una vigilancia consentida y querida, sin un centro, donde todos nos miramos y competimos por ser ingeniosos y demostrar que en nuestras vidas "pasa algo". Comunidad. Si fuera uno de esos chantas de facultad me haría agua la boca con las posibilidades. Me ofrezco como lector, en serio.
Pero no me da para tener ese nivel de "autoreflexión". Así que solamente chequeo el Facebook mirando que hacen mis "amigos", como va su vida evolucionando en fotos, como escriben sus estados (unidos del ánimo) en breves frases, en tercer persona. Como están tan, tan lejos de mí.
Mariano no registra actividad reciente.

6 comentarios:

Alejandro dijo...

Post a post, golpe a golpe, este es el mejor blog. Pero no, no te pongas incómodo que no voy a hablar de eso y a fin de cuentas tal vez sólo se trate de que este es el blog que yo haría si pudiera hacer un blog. Lo importante ahora es que ayer, mientras mezclaba cerveza con limonada, le decía a un amigo que yo tenía una idea para venderle a facebook: la de que cada usuario sea un cubo. Esto es, que cada usuario pueda tener diversas caras. De esa manera, lo que ahora se soluciona restringiendo el acceso de tales y cuales personas a tales y cuales contenidos de un perfil, podía hacerse mucho mejor eligiendo qué cara o caras les dejas ver a tus amigos o al público. Entonces podés tener una cara para los compañeros de trabajo, una cara para los amigos, una cara para el levante, otra para la familia y así. Cada cara puede tener contenidos compartidos con las otras, claro, pero, más importante, contenidos que sólo están en esa cara. De esa manera mi amigo se evita de hacerme ver la foto con el sobrinito que sólo es efectiva con sus familiares y las minitas que se quiere levantar. Pero no. Mi amigo me dice que no. Mi amigo el que me mira sorprendido mezclar la cerveza con la limonada y ponerle hielo a todo y putear porque otra vez más la cerveza no está fría, no está lo suficientemente fría, que es no estar fría, etc. Dice este amigo, no el que pone fotos con su sobrinito, lo mismo que está escrito acá: que esto es todo morbo y que hay que poder ver todo porque si no no sirve. Que se trata, precisamente de poder ver todas las caras en un plano único. Punto.

Jaramillion dijo...

Dominio por consenso. Los chicos del FB son unos gramscianos de la concha de su madre. Say hello to the new new left.

mariano dijo...

eh amigo, elogio desmesurado. gracias, en serio.
a usted también, poeta jaramillo.

Ling dijo...

Hay varias cosas con FB. Primero, ud. está alejado de Marcelo T., y tal vez no sepa que el tema de la comunidad y la necesidad de formar parte de ella en internet ya está dando vuelta por las aulas. Da para Foucault y da para un análisis de las prácticas neofascistas y da para un ojo del gran hermano pero también da para un Durkheim. Porque a algunas boluditas de Marcelo T. nos gustan los clásicos.

En lo personal... iba a ser un comentario muy largo, úselo si quiere para seguir analizando estas cosas globalizantes y tecnológicas, pero lo seguiré en mi blog.

EmmaPeel dijo...

Por boludita ya te están mandando la Gender Police

César dijo...

hola! aca te paso el dato de una boludita de Marcelo T (o de Ramos, porque es de Comunicacion) que ya analizo el tema
http://www.clarin.com/suplementos/zona/2008/09/21/z-01764657.htm