miércoles, junio 18, 2008

A la plaza

Me sumo a la convocatoria. Las razones, para mi, están bien expresadas en la declaración colectiva que anda circulando. Y de fondo, lo que hay que defender es la posibilidad de que el estado pueda ponerle límites a las demandas de sectores históricamente (y en el presente) beneficiados por las políticas económicas. Porque, como siempre, la profundización de la democracia no es cuestión de discurso sino de reasignación de recursos y poder. Y también, vale decirlo, voy para sacarme la bilis que tengo atragantada desde el sábado.

7 comentarios:

tute cabrero dijo...

Si, esa es un buena razón para ir a la plaza, para sacarse la bilis y la bronca, de haber visto tanto chetaje patético en la noche del sábado. Es una buena razón.

Maria Esperanza dijo...

Mariano, nos vemos. Vamos a estar en Perú y Av. de Mayo, enfrente de la London, a la una. Saludos, MEC

maya dijo...

nooo, lo perdimos.

florencio sanchez dijo...

cuanto va a pasar para que el pelotudo ques e murio bajo el farol sea convertido en remera?

Contrariado Denserio dijo...

Según consultores privados que trabajan tanto para el gobierno como para los sectores ruralistas, el 72% de los argentinos cree que la solución a los cortes de rutas dispuestos por los productores agropecuarios debe alcanzarse "dejando que los terratenientes exportadores de soja consigan menos retenciones y más subsidios, y que los zurdos-negros-perucas del gobierno se vayan bien a cagar". En tanto un 77% de los encuestados manifestó su convicción de que "[debe responderse] a los piquetes con las herramientas disuasorias que poseen la gendarmería, policía de prefectura, el ejército, la SIDE y otros grupos de tareas financiados por el Estado". Revista Barcelona, 6 de junio de 2008, pp 2-3.

Diego dijo...

¿¿Perucas?? ¿Quién le dice "peruca" a otro? Nunca escuché esa palabra en contexto propio, es decir, fuera de toda pretencion sociologizante.

mora y araujo (despues de tyc sport) dijo...

el 0,01 % era representado por el pelotudo del farol, ahora no sabe, no contesta.