martes, mayo 13, 2008

Transversalidad y hegemonía

Y bueno, qué esperaban. ¿Que el delfín de De la Sota y Cavallo fuera un ejemplo de lealtad en los tiempos difíciles? Visto ahora, con la perspectiva que otorga transitar ya dos meses de un conflicto donde todo parece salirle mal al gobierno, más de uno en el kirchnerismo - me refiero al kirchnerismo de palacio, no a los simpatizantes que lo ven, o lo vemos, de afuera - se estará preguntando si haber abandonado el proyecto inicial de la transversalidad no fue un gran, gran error. Porque, sí, la transversalidad "progre" a la 2003-2004 te hacía las cosas más difíciles con los muchachos del conurbano y su "zona gris" (Auyero dixit), tal vez no te garantizaba borrarlo a Duhalde de un plumazo en el 2005, tal vez metía ruido y debate y abría las puertas a un horizonte más plural en momentos en que eso no parecía buen negocio, porque, al fin y al cabo las cosas andaban bien y todo era como ir en un descapotable con el viento en la cara y una chica linda al lado. Es puro ejercicio contrafáctico, y por eso mismo aunque interesante es irrelevante. Pero, ¿que hubiera pasado si Kirchner se decidía a llevar a cabo esa reconversión del peronismo en un movimiento que incluyera todos esos sectores que en el ímpetu del 2003 -derechos humanos, descabezamiento de la Corte, discurso anticorporativo, retenciones, sí, retenciones - se mostraban deseosos de conformar una coalición de centroizquierda? Luisito Juez, se debe estar muriendo de risa con lo que pasó ayer en Córdoba.
Como digo, esto es contrafáctico. No pasó. No quisiera parecerme a JP Feinmann llorando porque Kirchner no quiso dar ese paso. No desprecio el poder de las viejas estructuras, más vale usarlas y no que las use otro. Pero la cuestión es, me parece, que si en esta coyuntura particular, cuando el conflicto es tan claro, cuando es tan evidente que del otro lado no hay más que una puja sectorial, egoísta, por continuar apropiándose de una renta extraordinaria, una actitud tan manifiesta de anteponer las ganacias a los intereses de la mayoría (y hablo del precio de los alimentos, de algo tan básico como eso) el gobierno no muestra la capacidad para tomar el centro del escenario y ganar nuevos apoyos, es que algo salió mal. La hegemonía, puede ser. Se discutió mucho acá y en otros blogs (la barbarie y artepolítica tienen excelentes posts sobre esto). La implantación de un sentido común a partir de diversos sectores que se unifican alrededor de ciertos consesos básicos. Viendolo desde ahora, la estrategia de la transversalidad tal vez hubiera ayudado a lograrlo.
Pero como sea, ahora el escenario es otro, y me parece que todavía se está a tiempo. Vamos, ¡es la Sociedad Rural la que está enfrente! No puede ser tan difícil.

8 comentarios:

SL dijo...

y entonces qué podemos esperar del delfín de cavallo que preside el gabinete?
es un cuento muy lindo, el de los buenos y los malos, el del pueblo contra la sociedad rural, pero en serio te lo creés?

Anónimo dijo...

comparto el analisis, la realidad es la que tenemos hoy con los medios y la oposicion fogoneando constantemente un final apocaliptico y duhalde, reuteman de la sota y un monton de satrapas mas conspirando ¿por donde salimos? no solo esta la sociedad rural enfrente hay unos cuantos mas. es cierto que se esta a tiempo pero hay que ser muy inteligentes espero nestor y cristina lo sean yo los voy a acompañar porque estoy comprometido pero que den señales concretas y no solo discursos

mariano dijo...

no, evidentemente, no es el pueblo contra la Sociedad Rural, sino las cosas no estarían tan trabadas. pero ahí está, creo, el rasgo más débil del kirchnerismo: esa polarización no están dispuestos a profundizarla. en los hechos, digo.

v dijo...

es increilbe que estemos pensando que de verdad se estan opiniendo modelos. o los agentes que componen este gobierno no fueron funcionales al sitema sustentado por la sociedad rural, durante todos estos años.
a la falacia de los medios se le contrapone la falacia del kirchnerismo.
a esta salturas el peronismo resulta paradigama del capitalismo mas que del mal llamado pueblo. se revoluciona asi mismo sin resquebrajar sus estructuras.
el gobierno y la sociedad rural siempre fueron socios.
dolar alto para sostener la rentabilidad de las exportaciones, por un lado, cero control de precios, cero aumento salarial, cero capacidad de reestructuracion politica del poder. por otro lado.
si esta bueno el analisis. eso se lo tendriamos uqe decir a los villeros, a los pibes que no salen de la calle. a los que duermen en la calle.
el enemigo esta en el gobierno. es el gobierno. socio de la sociedad rural...entre otros

Plastikman dijo...

Felicidades a un Buen Salvaje . . . Pásela lindo.

mariano dijo...

gracias, gracias.

Lucas Carrasco dijo...

Quizás la necesidad en un primer momento de construir a la transversalidad contra el pejotismo llevó las cosas al extremo de no poder maniobrar para darle forma a la trasversalidad y el pejota, pero quién sabe....

rio4tense dijo...

Cuando yo escucho a Eduardo Aliverti decir que hay que pedir la toalla, me doy cuenta que a la izquierda del gobierno no hay más nada. Todo lo que hay, queda a la derecha.

Con quién vas a construir la transversalidad, entonces? O el aparato, o la nada. Si de los que podía esperarse apoyos surgen los "Si, pero...", qué podés esperar del resto? Se vienen tiempos horribles.

Por el otro lado, mi única gran crítica al gobierno viene por el lado de la comunicación. Si la batalla no se ganaba primero en los medios, la otra está perdida desde el vamos.

Y qué se hizo desde el gobierno para explicarle a la gente que las retenciones jugaban a su favor, y no en su contra? Dos plaquitas pedorras que habrán salido al aire no más de una semana en canal 7. Eso es todo.

Cómo puede ser que YO sepa un kilo de cosas para argumentar y recontraargumentar a favor de las retenciones y en contra de los medios, y el gobierno no lo sepa? Y si lo saben, porqué no lo dicen? Y si lo dicen, porqué no machacan hasta obligarlos a confesar que simplemente nos quieren cobrar más caro todo?

Ya, si el pelotudo cacerolero taxista embanderado no entiende éso, que se pegue un tiro! Pa'que va a vivir?