viernes, octubre 30, 2009

Un radiante día de justicia

Al final llegó. Después de muchos anuncios frustrados, después de muchos desaciertos, después de años de insistir en un paradigma de políticas sociales que oscilaban entre el voluntarismo romántico de la organización comunitaria y los viejos sueños del pleno empleo que nunca volverá. Finalmente, se decide implementar una política social que enfrente la (nueva) estructura de la pobreza de lleno. Todavía faltan los análisis más finos, leer el decreto (¿alguien tiene un link por ahi?), sacar las cuentas, hipotetizar los impactos que esta medida puede generar. De lo que no quedan dudas es que estamos frente a la medida más importante en materia social desde hace años, ante la creación de un nuevo derecho al que será difícil, pase lo que pase, desmontar.
Complicado prever como cambiará el mapa social después de este ansiado día de justicia.

10 comentarios:

s.u.p.a dijo...

la perspectiva puede ser interesante, aunque es insuficiente. esta claro que a un problema estructural (como el de la pobreza) no s ele puede respodner con medidas a medias. es otro paso hacia adelante no hay dudas, pero que tambien pone en contradiccion la "cuestion" del trabajo: se hace un reconocimiento objetivo del trabajo en negro; se evidencia falta de politicas en materia laboral que sean altamente integradoras. la suma genral de $180 es al menos insuficiente para paliar situaciones de crisis.
no estamos diciendo que esta medida viene a terminar con la pobreza, eso esta claro. se alienta hacia adelante en perspectiva positiva, pero la politica social hay que profundizarla para no quedarse en el voluntarismo asistencialista. hay que revalorizar els entido ontologico del trabajo, por ejemplo, recuperando el rol historico del ministerio del trabajo, que hoy cumple la funcion, mesianica, de mediador.
es el momento objetivo de ir un poco mas lejos.
habra que ver que sucede cuando el paradigma de lo menos malo se agote...

LU dijo...

Mira, no es tan dificil de imaginar; es la misma vida injusta que vivien millones de personas solo que se le suman 180 pesos mas en el bolsillo, que duran lo que un pedo en una canasta. Todo sigue mas o menos igual, a los que tenemos empleos dignos y mas o menos formales nos va mejor, porque cuando tenemos hijos nos pagan una parte del jardin maternal y durante un año la leche y algunas otras cosas basicas. Da para seguir con los comentarios, pero mejor lo dejo aca.
A veces , y te lo digo con buena onda, la manera entre inocente y llana con la que analizas los hechos me sorprende profundamente.

mariano dijo...

puedo pecar de ingenuo y llano, sin dudas. igualmente, no me parece que salir de la indigencia, en el caso de mucha gente, sea una boludez. nunca dije que fuera la solución a las vidas profundamente injustas que viven millones. la pobreza es un fenòmeno que excede los efectos que una medida pueda tener, ya lo sabemos. en todo caso lo bueno de esa medida es que consagra un derecho del que millones estaban excluidos, un derecho que equipara a los pobres, un poco màs, sòlo un poco màs, con los que estamos incluidos. y, creeme, que en el contexto de las políticas sociales que predominan desde hace por lo menos treinta años, este es un paso enorme.
saludos.

supa dijo...

hay una costumbre, enquistada en la politica nacional, sobre todo en la parte del militante intelectual. en correr por izquierda cualquier medida social sin esperar a ver como se desarrollan las cosas.
nunca se dijo, y desde el gobierno tampoco, que esta medida resolvia el "tema de la porbeza". ahora, la pobreza no surge precisamente en este periodo historico. hay que rescatar el hecho que despues de muchos años un gobierno intenta salir del asistencialismo, aunque sea con una medida infima en funcion de observar lo macro.
por otro lado, si es un concepto inocente pensar que existen trabajos dignos, el capitalismo desarrolla algo que se llamo plus valia.
la inmgenuidad radica en tomar pocision desde casa y no salir a militar para accionar concretamente en la transformacion de la realidad.
el incorformismo nunca resuelve la pobreza...

Anónimo dijo...

y vos supa que haces, militas en las villas ayudas en comedores de pobres, que onda?

LU dijo...

Estoy de acuerdo con vos Mariano, en la mayor parte de las cosas que decis, es solo que hablar de "paso enorme" o "cambios en el mapa social" me parece un poco exagerado. en definitiva sigue siendo un subsidio a la pobreza, insuficiente y que trata de tapar vacios muy grandes que el estado lleva decadas sin poder llenar. Disculpa si mi otro mensaje fue un poco duro.
Saludos.

supa dijo...

soy algo mas que un anonimo...

Anónimo dijo...

eso no responde la pregunta supa

borgesito dijo...

compulsivamente se sale a criticar, exageradamente, cualquier medida de este gobierno. asi se la vacia primero de significado, se la bastardea despues sin ponerlas en prespectiva historica.
seguimos soteniendo paradigmas que responden a "habitus" de clase: aquellos que nos dicen que sosmo muy argentinos para tal o cual cosa, y el termino termina siendo despectivo.
hay que entender que por primera vez en mucho tiempo, se deja de practicar la voluntad del asistencialismo para hacer politica social.
a vistas de la situacion puede resultar insuficiente pero ya no insignificante.
es hora de que maduremos politicamente.

Hermanos Dios (Mayor) dijo...

Cuanta hipocrecía impera en los posicionamientos políticos de nuestras clases medias, carajo. Ahora resulta que no alcanza, que el gobierno subsidia la pobreza, que los 180 pesos duran lo que un pedo en la canasta. Sinceremos un poco la discusión, viejo. No hay poronga que les venga bien. Estamos hablando de una de las reivindicaciones más importantes de los sectores que desde hace más de quince años están luchan por los que menos tienen.