lunes, diciembre 15, 2008

Maestros de la sospecha

(...) Los maestros de la sospecha han erosionado erosionado el sentido natural de la autoridad.

¿A quiénes se refiere con "maestros de la sospecha"?

Al influjo, quizás difuso pero que se puede constatar, que han tenido en la cultura Marx, Nietzche y Freud.

Y más abajo:

(...) Los programas oficiales y la bibliografía que se imparte tienen un sesgo ideológico notable. Los alumnos que van a la escuela estatal reciben lo que se transmite allí, aún cuando eso fuera en contra de las convicciones de sus padres.

¿Ese sesgo ideológico se fue acentuando en los últimos años?

Creo que sí. Tradicionalmente hemos criticado el carácter laicista de la educación argentina. Sin embargo tenemos que reconocer que la escuela del laicismo clásico transmitía una serie de valores humanos fundamentales que hoy resultan cuestionados en este sesgo ideológico de algunos programas recientes.

¿Por ejemplo?

La definición de la familia, el matrimonio, los problemas acerca de la educación sexual, la vida; juicios históricos sobre la realidad argentina y sobre el papel de la Iglesia en la historia nacional. Y se ha ido imponiendo en las ciencias sociales una filosofía constructivista del conocimiento y esa orientación niega el orden natural.

Son palabras del obispo de La Plata hablando sobre educación desde algún lugar situado en la Edad Media.

7 comentarios:

el padre mario dijo...

bueno lic. no tan de la edad media: los programas, es decir los contenidos, se siguen consensuando con los valores cristianos. "valores" estos que terminan siendo el arma politica de la fundamentacion de la cuestion escolar.
es bueno saber que la escuela no es laica, no es publica y no es gratuita.

Anahí dijo...

Che, cortaron la entrevista en lo mejor: cuando iba a explicar de qué se trata el orden natural, y si eso incluye los sueldos que los curas cobran del estado, o sea, de todos nosotros, animalitos de dios (católico, por supuesto)
Saludos.

Silvio Astier dijo...

Con el sacrificio que hicieron nuestros curitas para convertir al salvaje durante todo el siglo XV americano!

Luego acompañando el establecimiento de sistemas productivos para crear cultura de trabajo, desde las minas del alto Pérú, pasando por los ingenios azucareros tucumanos y la fertilización de un desierto mas allá de una zanja!

Mas tarde, codo a codo en la construcción de un estado fuerte cediendo gentilmente la organización de los registros civiles, celebrando sacramentos en cada rincón, bendiciendo niños, a veces balas de soldaditos, otras de represoritos; y todo para que la turba descamisada queme iglesias y para que la infiltración comunista se haga reformista en las universidades y ahora impongan la educación laica!

Ingratos.

viva la santa inquisiscion dijo...

la comunida catolica repudia este blog, escrito ppor admiradores del pecado.
los grandes hombres de la patria fueron aquellos que envestidos por la voluntad de Dios, dieron su vida, no por ideales vacios como la comuna, sino por fuertes compromisos con la sociedad privilegiada.
fueron nuestros hombres, los que con la cruz y con la espada, eliminaron de la indomable pampa al indio vago y borrachin. fueron nuestros hombres, los de la liga patriotica, quienes, mas tarde, le propinaron reocordas palizas a miles de inmigrantes portadores de pensamientos foraneos que anda tenian que ver con nuestra idea de nacion.
ustedes representan a las manzanas podridas, que antros oscuros, solo buscan el divertimento pecaminoso, con mujeres de confuso linage y de extraña identificacion sexual. esos lugares que se indenfican con la corrupcion del ceurpo y del alma, que llevan nombres de servidores de Dios. nombre, uno, que erl gran apostol H. More se miega a mencionar en publico y en privado.
usted lic. del infortunio, no es mas que un aptrida, un lacayo del comunismo internacional, que envenena la cabeza de nuestros niños, que otro se dejaban hacer sin pedir nada a cambio.

Ariel dijo...

Shick, shick, como Nimo: Marx, Nietzsche (la Tribuna se comió la ese) y Freud. Sin dudar, cosa que es sólo una jactancia. Y sobre todo: "el influjo, quizás difuso pero que se puede constatar". Esa frase me hizo acordar a Saint Jean: "Primero mataremos a todos los subversivos, luego mataremos a sus colaboradores, luego a sus simpatizantes, luego a quienes permanezcan indiferentes y por último mataremos a los indecisos”. Ese influjo, "quizá difuso", llega por capilaridad a todo el pensamiento occidental del último siglo y medio. Marcha atrás, como sus congenéres yanquis subvencionados para esmerilar el consenso evolucionista en favor del divino "plan inteligente", los religiosos argentinos buscan retrotraernos, cuanto menos, a los tiempos prerrevolucionarios, ya que los tres autores mencionados son producto de las revoluciones modernas.

Casta Diva dijo...

¿La educación dentro de los valores cristianos es la que imparten los curas como el padre Grassi?

ElRuso dijo...

La Edad Media queda enfrente de Plaza Moreno, lugar fundacional de la capital provincial, en época de dementes iluministas.
Al ladito de la catedral neo-gótica de ladrillito a la vista que los bonaerenses de todo credo y no-creyentes pagamos con nuestro trabajo, para honra al dios de Aguer, alto representante local de la milenaria logia católica.

En fin, seriamente considero apostatar. Que ningún discipulo de Torquemada y sirviente de Ratzinguer me cuente entre sus huestes por haber sido bautizado aun no siendo.