viernes, junio 27, 2008

Toda herramienta es un arma si se la empuña adecuadamente (o no...)

No me sorprendió para nada, pero algunas cosas nunca dejan de resultar extrañas. Ayer a la tarde leía los comentarios de los lectores de La Nación - Hegel decía que la lectura de diarios era un ritual casi sagrado. Yo agregaría: y también la lectura cotidiana de los foristas de La Nación - sobre el corte de organizaciones piqueteras al Puente Pueyrredón por los 6 años de la masacre de Avellaneda. Lo que rayaba la esquizofrenia era pensar que los tipos que largaban la habitual catarata de insultos clasistas contra los piqueteros sean los mismos que durante los "cien días gloriosos" apoyaron con pasión el piqueteo ruralista. Es maravilloso como un mismo método de protesta (salvando las distancias entre cortar caminos durante unas horas y cortar rutas nacionales, desabastecer, etc.) es resignificado valorativamente al instante, en cuestión de días u horas.
¿Qué implica que el "piquete" haya sido apropiado por sectores historicamente refractarios a esa herramienta de lucha? ¿Cómo se lee que el "escrache" haya sido reconvertido de escarmiento popular a método de presión corporativa? Métodos fraguados en los largos años de la invisibilidad de los excluidos y de la denegación de la justicia son adaptados a fines impensados. Sí, definitivamente toda herramienta puede convertirse en un arma, como cantaba Ani DiFranco. Y el arma que ayer apuntaba a unos, puede girar de pronto y apuntar a otros.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Coincido plenamente Mariano.- Creo también que la increíble brutalidad con que los camperos cortaron las rutas en más de 400 puntos simultáneamente en una maniobra de bloqueo quasi militar que desabasteció al país, va a obligar a repensar la responsabilidad que tiene el Estado para evitar semejantes medidas.- ¿Hasta cuándo podrán las autoridades contemplar con impotencia y sin hacer nada, como estos sectores se adueñan de las rutas y paralizan al país? A partir de ahora, ha quedado al descubierto que cualquiera que pretenda torcer alguna decisión gubernamental que lo afecte, puede cortar las rutas impunemente y tener al resto de los argentinos de rehenes.- Una regla básica de la convivencia civilizada, el monopolio del uso de la fuerza por parte del Estado, está siendo jaqueada y con consecuencias que serán cada vez más graves.- Me parece necesario reaccionar.- Se debe utilizar la inteligencia y la imaginación, pero también la firmeza y la determinación, para terminar con esos abusos.- Creando cuerpos policiales especialmente entrenados para actuar sin matar o lastimar a nadie, o acaso hubiera quedado alguien en los cortes de ruta si, en pleno invierno, se los hubiera sacado tirándoles agua fría? No sé bien cómo, pero creo que el Estado debe asumir esa responsabilidad.- Dentro de 15 días, cuando los del campo hayan podido vender la hacienda y el cereal que precisaban vender, van a volver a cortar las rutas ¿Puede el Gobierno permitir que ello vuelva a pasar?
Saludos, Capitán Medibacha.-

perro proletario dijo...

si la política es como dice Laclau, articulación de demandas, es decir hegemonía, mi estimado buen salvaje, la derecha es reaccionaria, racista, pero no boluda. ahí están aliados con la FAA y hasta con la CCC en la que supo estar alguna vez el Perro santillán!!! Cosa de locos este país, vea.

aerolineas argentinas dijo...

ok, muy lindo, ahora contanos que le falta resolver a este gobierno. o vos no vivis en la argentina y te sustentas por un sueldo?

rio4tense dijo...

Medi: El gobierno no hace nada debido al "efecto" Kosteki/Santillán/Fuentealba. Es decir, estos tipos encima se benefician de nuestros muertos y es el escudo que los protege.

No hay ninguna garantía que los gendarmes sólo les aplasten un poco las ideas a garrotazos, y si la cosa va un poco más allá en este contexto, en que llevar en upa x 2 horas al batracio desdentado se leyó como "Brutal represión en Gualeguaychú", no me quiero imaginar la cosa con 1 muerto.

No entiendo un pito en la materia, pero supongo que los chorros de agua y gases lacrimógenos seguirán existiendo, verdad? O a éstos habrá que fumigarlos con glifosato?

No se me ocurre ningún autor para citar dijo...

El truco mas viejo del mundo es absorver la vanguardia para asimilarla al sistema. Hoy llama la atención lo paraójico de la contradicción cortes buenos/cortes malos; dentro de algunos años, los movimientos sociales deberán abandonar el método piquetero para no parecer de derecha.

goliardo-argentino dijo...

Tambien la palabra fue utilizada por la "gente mierda", hoy escuchas a gente de la sociedad rural hablando de pequeños producores (farmers). La traición de federación agraria es clara, tambien la seguera de una izquierda estupida que no puede ver mas alla de una boleta, y termina en una manifestación de "pequeños" productores, pero a la vez aplaudiendo a la S.R.A. ESTOY UN POCO CANSADO DE HABLARLE A LE PELOTUDA IZQUIERDA, ESTO VA MAS ALLA DE LO PARTIDARIO.

SALUDOS

Diego F. dijo...

Creo que el costado positivo de esta aparente paradoja es que es uno de los pocos momentos en donde podemos apreciar en su plenitud los intereses político-económicos de los medios masivos. Hasta antes del conflicto del campo para muchos los medios eran transparentes, no estaban intermediando entre la realidad y el espectador. Simplemente "reflejaban" la realidad.

Para poder apreciarlo en su plenitud fijate este "informe" de TN ante una manifestación de piqueteros negros, sucios y feos. Ahí sugerían cláramente a través de los testimonios recogidos y el relato construido, que había que matarlos -como indica el remisero del final- y ahora nos encontramos con que el piquete es histórico, patriótico, resistencia al saqueo confiscatorio y toda esa sarasa de verduras que venimos escuchando.

Creo que no hubo momento más propicio para incentivar una toma de conciencia respecto al rol de los medios de comunicación en el sentido que le damos al mundo que vivimos, la estrategia de Kirchner de darles entidad como actor político que son (a través de los carteles de "Clarín miente" por ejemplo o nombrando al enigmático Magnetto quien, tal cual Yabrán en su momento, mantiene su perfil en las sombras) creo que no hay que soslayarla más allá de que él haya sido responsable en gran parte de crear el monopolio de la información. Hay que mostrar quiénes son los dueños de la opinión pública. No creo que sea igual de creible un medio después de que uno conoce quiénes son los que lo hacen (por ejemplo, hoy alguien podría creer en américa, pero si se le explica que uno de sus dueños es José Luis "robo para la corona" Manzano y otro De Narvaez la cosa cambia).

Bueno, perdón por el choclo, pero el post me disparó eso.

Abrazo