martes, octubre 23, 2007

Sin sonido ni furia

- Hay bastante consenso en lo aburrido de esta campaña electoral. No porque falten temas para debatir, cuestiones en pugna, intereses enfrentados, etc. Más bien porque es inevitable mirar el espejo del 2001/2002, este tiempo es esa resaca, este momento es aquel en que podemos (recién ahora) mirar hacia atrás, hacia las continuidades y las rupturas del verano caliente toninegrista.
Los cuatros años de Kirchner son lo que la historia efectivamente desplegó sobre las bases de esos acontecimientos. Puede gustar o no, lo demás es paja.

- Y la campaña resulta en apariencia aburrida, un trance lleno de inercia, porque ni la misma oposición se anima a pensarse como alternativa. Ni en sus sueños más lujuriosos, más desbocados, más gratificantes, puede pensarse a sí misma como una posibilidad real de gobierno (de gobierno..., no de poder). Entonces, aparecen discursos ajados: el republicanismo, la queja, la indignación. La indignación es siempre un indicador de impotencia.

- Habría que hacer una "historia de la indignación". Me juego a que hay una correlación muy fuerte entre ese discurso y la pertenencia a una clase media con aspiraciones, una clase que por su lugar intermedio en la estructura social (ni propietaria de los medios de prod. ni trabajadora de los medios de prod.) tiende a traducir las luchas políticas en términos morales. Y aunque duela decirlo, ese discurso clasemediero de hoy es taaaan parecido al del 95 contra Menem.

- Yendo a Kirchner: una masa de continuidades y rupturas con los 90's. Difícil discernir cual de los dos factores pesa más, se trata, creo, de una cuestión de acentos, de donde uno ponga el énfasis en ese binomio continuidad - cambio.

- Igual las elecciones nos gustan. Nos quedamos hasta tarde en el cable, mirando candidatos a intendentes del segundo cordón, miramos C5N, Mauro Viale, Grondona, Majul (los territorios desolados a donde ha ido a parar el género periodismo político), chequeamos los diarios, nos bañamos en el "liberalismo-realmente-existente" que destilan los comments de La Nación, miramos encuestas y las comparamos con las de elecciones pasadas... Somos profundamente ingenuos: usaremos nuestras mejores ropas el día de la elección.

7 comentarios:

escriba dijo...

Muy bueno. En ningún medio tradicional se lee algo tan sutil y complejo.
Saludos

Diego F. dijo...

Me sumo a las felicitaciones, si bien creo que pesan más las continuidades en ciertos aspectos clave (que no se si es simplemente una cuestión de acentos), me parece muy bueno el análisis.
Saludos

Occy dijo...

Brillante y resignado an�lisis, me sumo a las loas. Casi, casi parece la introducci�n a un nuevo libro de polit�logos en off-side. Registralo, pibe, yo s� por qu� te lo digo...

mariano dijo...

gracias, saludos para todos.

me rompen las pelotas los matises dijo...

te felicito has podido copiar el tan mentado estilo fresan que pega en las cabezas clamediaspedorras que leen pag 12 o blogs, de hecho unos cuantos fresanes te han felicitado. aca no se quien tiene menos talento si fresan, vos o los que te felicitaron...
yo pensaba ir a votar en bolas....o pensaba quedarme en bolas despues de votar?

mariano dijo...

gracias gustavito. matices, matices.

Anónimo dijo...

excelente post!