viernes, junio 22, 2007

Canción de amor para Mauricio y Gabriela

Sears miró al alcalde. Juzgaba las caras, por lo visto, basándose en su capacidad para emitir luz. La falta de luz en un rostro -la falta incluso de toda promesa de luz- le recordaba dolorosamente la inhumanidad del hombre con el hombre.
John Cheever, Esto parece el paraíso.


Ella suelta, así sin esperarlo, con esa artera exactitud que la caracteriza, "debe tener su morbo que una paralítica te chupe la pija". Y sí, puede ser, Cronenberg podría sacar no sé si una buena película pero por lo menos una buena escena con esos ingredientes. ¿Acaso no logró que nos enterneciéramos con una de sexo entre James Spader y Elías Koteas en Crash? Cuándo todo está perdido, cuando asumís la resignación, empezás a pensar en cosas laterales, cosas que bordeen el objeto atemorizante, empezás a pensar en el histeriqueo entre un tipo con varios millones de dólares y un juguete nuevo llamado Ciudad Autónoma de Buenos Aires y una lisiada amiga del cardenal Bergoglio a la que la opinión pública acaba de consagrar como la nueva estrellita de este late night show político en cuyo altar hemos sublimado la savia ferviente de estos últimos días.
Entonces, dicen, llega la hora del RIP para el ladriprogresismo (Artemio: esa palabrita fue sin duda el hit de la campaña) que hegemonizó el aparato durante diez años (pero ¿De la Rúa era ladriprogresista, era el tío conserva y chapado a la antigua de la gran familia del ladriprogresismo?). En realidad la burocracia, el meollo lento de la cuestión, ese núcleo de pabellones de escritorios símil madera, con HPs negras e IBMs viejas donde en planillas de Excel duermen las identidades, las necesidades y los fracasos de los registrados por la administración pública, todo eso seguirá su propio rumbo intocable, ese rumbo que es la verdadera voz de Dios, la voz que le otorga un subsidio a una pañalera de Soldati, un semáforo en Hidalgo y Vallese, una recategorización inmobiliaria para la manzana codiciada por un garca hippie-cool que quiere construir una torre gaucho-chic en Chacarita. Todo más o menos igual que ahora, pero ¿cuán igual, cuán distinto? Esa es la pregunta triste, la única pregunta que uno puede hacerse en una democracia, digamoslo suavemente, de "matices", de escala de grises.
Para otra oportunidad quedará hablar sobre lo que realmente pasó. Por ahora digamos algunas apostillas de lo que quedó. Las campañas, las campañas: la de Filmus poniendo a tres jetones por aviso con convicciones, bueno, son gente mayormente respetable, pero no se exactamente cuales son las convicciones de Florencia Peña o de Lola Berthet... Del otro lado la parejita imperfecta aunando dosis de compasión y gestualidad dura: No seas tan fachito, le dice ella a él. Ya saben ustedes que opción ganó.
Y bueno, esto llega a su final, ha sido un placer realmente, pero siempre tenemos que estar moviéndonos hacia otras partes. Los que en la diestra querían a uno de ellos, a un hijo de su clase en el poder, a uno con su fonética de boquita cerrada y su mohínes enfurruñados, por fin tendrán el premio; los que desde la coalición de las almas puras querían darle una lección contrahegemónica al grasa de Balcarce 50, también tendrán su día; los apolíticos, los fieles al fin de las ideas, bueno, para ellos todo es siempre un eterno presente, un presente feliz y sin conflictos. Paz y administración. Orden y Progreso. Pro. Buenos Aires sí duerme.

15 comentarios:

sol dijo...

liiiindo texto.

lacan dijo...

eehh, hay pastillas que mezcladas con alcohol producen ciertos efectos; mas la perdida de ceirtas entidades futboleras y otras cuestiones ligadas al narcotrafico, pueden llegar a producir efectos caparros con menos talento.
no em queda muy claro que tiene que ver con la democracia en la ciudad que una paralitica te chupe la pija. pero bue, que se suena freak y a la gilada le va.
claro que mariano a esta altura esta mas cerca de gasalla que de mochin marafioti en comunicaciones.
es recomendable, ante estas incertidumbre melancolica, dedicarse a ver algunas peliculas porno bastante bizarras. como al que se inttitula " una paralitica me cago en al boca parada en una silla". no es un gran titulo, pero este tampoco era un gran...es recomendable que vea unos cortos.
usted alimenta el espiritu democratico: bueno hagase cargo de quien termina por ganar las pateticas elecciones.

sub comandante vikinny dijo...

ups! hay lágrimas en sus ojos lic.tal vez puede dsifrutar de un fernet con coca a la salida del teatro, pero usted va poco al teatro.
uno pude imaginar lo que podria lleagr a suceder si el resto del comando se colgara en una experiencia con lsd.
esta bien que sigamos siendo temerosos

Rodrigo dijo...

Oi, achei teu blog pelo google tá bem interessante gostei desse post. Quando der dá uma passada pelo meu blog, é sobre camisetas personalizadas, mostra passo a passo como criar uma camiseta personalizada bem maneira. Até mais.

Joan dijo...

La principal amenaza -leo en algunos lugares- de la victoria de Macri es la potencial restricción en materia de derechos y libertades y el aumento de la represión a toda forma de disidencia político-social, o sencillamente la represión al excluido.

Pero hay algo que no entiendo de este extendido análisis. La Ciudad Autónoma de Buenos Aires tiene competencia en cuestión contravencional y de faltas pero no dispone de ningún cuerpo de policía. ¿Qué tipo de política represiva puede hacer este tipo desde la "alcaldía" si no tiene la oportunidad de disponer de policía, ni capacidad para modificar la regulación legal de los derechos y libertades constitucionales? (que imagino corresponden al Poder Legislativo Nacional).

Quizá el problema sea otro, el de la gestión pública y la capacidad limitada de un gobierno municipal (por muy grande que sea el municipio) para hacer políticas redistributivas. ¿Y habrá mucha diferencia en estos aspectos con la gestión Telerman? ¿O es una cuestión estética? Telerman conduce con un discurso progre y Macri llevará un discurso Bloomberguista.

Dudas de un ciudadano de izquierda desde el otro lado del charco.

alfio basile dijo...

Basta de confundir gestion con gobierno. me tienen las pelottas llenas este tipo de ignorancias

florencioahoratenorinocastrati dijo...

Siempre el viejo colegio de la patria,de la palabra facil pero por detras la lagrimita, lagrimita sensiblera, judia, progre, y en el fondo tan radical, como el De La Rua tio conserva, bonachón y halzeimeriano. f.

nene de su hogar dijo...

el colegio de la patria dio frutos dirigenciales que son de temer la lista es larga...

mariano dijo...

joan, efectivamente macri no tiene la policía, al menos en el corto y mediano plazo no la tendrá. pero una política de restricción de libertades no necesita solamente ese instumento: el Pro impuso un código contravencional claramente más restrictivo que el anterior código de convivencia y desde el municipio uno puede alentar/desalentar diferentes usos del espacio urbano: qué sectores, que grupos sociales tendrán mayores libertades o más limitaciones para hacerse públicos. Me parece que más allá de si consigue o no el traspaso de la policía a la ciudad, lo que se discute es eso: que modelo de ciudad, que usos, que visibilidades van a alentarse. Obviamente se verá en los hechos qué tipo de derecha encarna macri, una derecha más liberal y moderna (tipo Giuliani en NY, salvando las distancias) o una derecha clerical y enemiga de los grupos sociales "no integrados" o "poco presentables"... Yo creo, mirando quienes rodean a Macri que va a estar más cerca de la segunda alternativa.

mariano dijo...

Para el freak de nicks largos: bueno, quedate con el Cardenal Newman que no es ni progre, ni judio.

la derecha dijo...

y si macri termina haciendo alianzas con el gobierno?. despues de todo macri tambien es peronista.
los seudos progres y zurdos paranoicos me hinchan un tanto los huevos.
macri no es el enemigo, porque no se trata de nombres, el enemigo es el sistema. de ahi, que macri es uno mas, o peor, tal vez los enemigos sean Kirchner y maci juntos.
los quiero ver cuando gane cristina ahi si que se va a saber lo que es la derecha

yo que no se ingles ni me interesa dijo...

freak, nicks...palabras muy posmo...que cool es ser progre y argento

Anónimo dijo...

una compañera del trabajo es novia de un sobrino político de Maurice

beat dijo...

Saludos compañero.

Un slogan vacio:

MAS BLOGS PARA LA BLOGOSFERA

¿le suena?

MAS EDUCACION GRATUITA

¿que $%&% significa eso?

mis respestos a ud.

beat

Joan dijo...

Las comparaciones son odiosas, pero en política no nos queda más remedio que ponernos a comparar para tratar de sacar algunas conclusiones medianamente generalizables.

En España, que es donde vivo, la derecha del Partido Popular ha ganado las elecciones con bastante amplitud en Madrid. Y salvando las distancias, hay muchos elementos en común: crecimiento económico del país, gobierno central en manos de la socialdemocracia y capital en manos de la derecha, discurso de la seguridad en primer plano (en Argentina relacionado con secuestros y cartoneros y en España con inmigrantes y ETA).

Es un contexto de crecimiento económico estable pero con muchas inseguridades, derivadas de la mutación del mercado de trabajo que cada vez precariza, flexibiliza y temporaliza más. Y un Estado con superávit presupuestario obsesionado con el déficit 0 (imposición de la UE).

En este contexto el discurso demagógico de la derecha moviliza el voto más que el de la izquierda (que tiene alta abstención): Inmigración, inseguridad, terrorismo, ruptura de la unidad española, ataque contra la libertad de creencia -católica-, etc. Y tienen un voto disciplinado.

El PSOE ha introducido algunos cambios sociales importantes: matrimonio homosexual, retirada de las tropas de Irak -a cambio de enviar más tropas a Afganistán y Libano- y algunas leyes sociales más. Sin embargo no mete mano en las relaciones económicas, y la distribución de la renta cada año es más desigual.

A lo que voy, el discurso progresista de por sí, en lo estético, no va a convencer ni a movilizar a los votantes, salvo que el discurso vaya acompañado de políticas redistributivas reales (en otro contexto hablaríamos de políticas distributivas, pero ha llovido mucho...) y si la gente no detecta mejora, la descomposición social va a favorecer los discursos del miedo, monopolizados por la derecha. Algo asi está sucediendo en Europa: véase Francia.

Eso, una opinión más, me gustan mucho tus observaciones de los aconteceres políticos argentinos.

Un saludo.