martes, febrero 27, 2007

Colores Primarios

Qué suerte que Macri nos avisó que no todo el mundo vive en Callao y Alvear. Gracias, Mauricio. No lo sabíamos hasta ayer.
Alguna vez habría que escribir algo sobre lo extraña que resulta la retórica política de Macri. Ayer mismo, durante su "lanzamiento", mezcló alusiones a Martín Palermo y la película Happy Feet, con un escenario que pretendía demostrar la decadencia urbana actual (pregunta: ¿cuándo Macri señalaba el paisaje que lo rodeaba y decía: “Desde acá, mostrando lo que queremos erradicar, les decimos se puede”, se refería al basural a sus espaldas o al Sur de la ciudad in toto?).
Macri utiliza permanentemente un tono de niño hastiado de que sus compañeritos no le hagan suficiente caso y no reconozcan su supuesto liderazgo natural. Además se le nota mucho el esfuerzo que hace para parecer simpático y décontracté... ¡La lavandina que habrá usado ayer al llegar a su casa para sacarse de encima todo vestigio de Villa Lugano!

4 comentarios:

espiritubeat dijo...

Votalo dale!

Tenes que darle una oportunidad.

Mauricio es un tipo bien.

Lobis dijo...

La lavandina que "usaron", para "sacarle" todo vestigio de Villa Lugano...
Vos te lo imaginás al quía con olor a Ayudín ?

mariano dijo...

tenés razón la lavandina no da mucho con el perfil de mauricio, tendría que haber elegido otro desinfectante más hype.

mauro m. dijo...

más que extraña, la "retórica" de Macri me parece simplemente CHOTA.

riiiing
sarmiento!

(se acuerdan)