lunes, enero 15, 2007

París, Texas, Buenos Aires

Este fin de semana volví a ver París, Texas. La había visto hace diez años en una repetición del cable y desde entonces me había quedado con ganas de volver a ver esa película extraña firmada por la dupla Wenders-Shepard. Digresión: cómo me gustaría ser Sam Shepard, estás casado con Jessica Lange (o sea que podés reproducir la escena de El cartero llama dos veces en la cocina de tu casa), actuás en películas pedorras que te dan de comer y escribís mientras tanto cuentos sobre cowboys traumatizados y sensibles ambientados en las Grandes Planicies americanas. Sí, definitivamente creo que me gustaría ser Sam Shepard.
Me quedo con la escena donde la Kinski y su ex marido dialogan (?) en la cabina del prostíbulo de Texas, "él temía que ella se fuera una noche corriendo por la carretera y por eso le puso un cencerro en la pierna, para escuchar si ella se levantaba en medio de la noche". Pero la Kinski igual se fue, encontró la manera de escaparse. Todo eso surcado por los cielos del Oeste, en tal vez la mejor película del chanta de Wenders, la mejor película porque dejó hablar al silencio más que a su ego creativo.
Dejemos hablar al silencio entonces, callemos la voz del ego que todo lo confunde.

6 comentarios:

sol dijo...

Es cierto que es puro ego, pero hace las mejores road movies. Esa junto a "viaje a Lisboa". Desde que la vi me entraron ganas de ir a Lisboa. Y, bue...

Alejandro dijo...

Te deberia gustar ser vos, de que sirve actuar en una pelicula de mierda y comer un lunch barato?
Demos un giro copado.
Saludos Mariano, que andes bien.

mariano dijo...

seguro, ale, pero lo decía sólo como fantasía. por un rato aunque sea. saludos.

Mundo del Cinismo dijo...

Caramba, es cierto que Wenders es amigo de Bono y filmó esa propaganda horrible de Renault Megane en La Boca; pero a saber es el responsable de: El miedo del arquero al tiro penal, En el transcurso del tiempo, Alicia en las ciudades, Movimiento falso, El amigo americano, Hammet, El estado de las cosas, Habitación 666, Tokyo-Ga y Nick`s movie. O sea, diez si no obras maestras, películas muy mucho más interesantes que toda la competencia oficial y argentina del BAFICI. Y recientemente su episodio de The blues, Land of plenty y Don`t come knockin`, no estaban nada mal.

henry dijo...

Dont' como knockin' no me pareció una gran película. Me pareció que Wenders se adaptó a ciertos estereotipos del cine convencional que no lo beneficiaron. Son apreciaciones personales, no pretendo generar una polemica, pero la verdad que este film no alcanzo a satisfacer las expectativas que tenía tratándose de Wenders.
Saludos.

ericz dijo...

Paris Texas la ví el el Maxi, para quien no lo sepa, un cine de mas o menos 1000 metros cuadrados, la pantalla mas grande de bs as. Y el comienzo, con el flaco perdido en el desierto, es increíble. Después me parece que afloja un poco.