lunes, julio 31, 2006

Buenos días, civilización occidental


Escribieron los nombres de los niños muertos en las mortajas de plástico. “Mehdi Hashem, seis años - Qana”, estaba escrito con un marcador en la bolsa en la que yacía el cuerpo del niño. “Hussein al Mohamed, doce años - Qana, Abbas al Shalhoub, un año - Qana.” Y cuando el soldado libanés fue a levantar el pequeño cuerpo de Abbas, éste rebotó sobre su hombro como el niño debería haberlo hecho sobre el hombro de su padre el sábado. En total, 57 cuerpos fueron traídos al hospital público de Tiro y a otras clínicas. 37 eran niños. Cuando se les acabaron las bolsas de plástico, comenzaron a envolver los pequeños cuerpos en alfombras. Sus cabellos estaban teñidos por el polvo y a la mayoría les salía sangre de la nariz.

La nota completa de Robert Fisk, acá.

2 comentarios:

Comando Norma Aleandro dijo...

que bueno. dejaste las villas para hablar de un tema que nos interesa a todos...boy george se siente conmovido por tu compromiso. live 8 contara con vos en el proximo recital ¿ok?

mariano dijo...

todo bien.
yo también tengo la contraseña del cna.