miércoles, diciembre 21, 2005

David Grapes

Viendo a Viñas en una entrevista del ibarrista-telermaniano canal Ciudad Abierta: "la autobiografía como género literario guarda similitudes con el suicidio. En la autobiografía narrador y protagonista son la misma persona, en el suicidio víctima y victimario también son la misma persona."
Seguís siendo un capo David, y tu reflexión me suscita preguntas acerca de este género llamado blog por donde para muchos pasa lo mejor de la reflexión y la creación literaria actual. Hasta qué punto la escritura diaria en un blog se asemeja a los viejos ejercicios del diario íntimo o el apunte de notas. En qué grado lo que se busca es poner on line prácticas que hasta ahora quedaban reservadas a la "previa" de la creación artística o a la catársis íntima de la confesión. Cómo incide el anonimato (parcial o total) de los autores en la escritura de los blogs. Qué "comunidades imaginarias" se van armando a lo largo de esas escrituras, quiénes son linkeados, quiénes son citados, quénes conforman ese círculo de lectores-autores que giran incansablemente de blog en blog. Qué grado de permanencia en el tiempo tienen las intervenciones, cuán rápido se olvidan, cuáles son rescatadas.
Cosas que seguramente ya ha respondido Daniel Link, por ejemplo, pero Link no se cojió a Solita Silveyra cuando estaba buena, como sí lo hizo el querido David Grapes (me fui al carajo, agresión gratuita y sin gracia).

4 comentarios:

Vawe dijo...

Segun Viñas, la paja es autodestructiva. Pobre de él.

mariano dijo...

No conocía esa opinión de Viñas. medio contradictorio ya que la literatura en sí puede consirerarse como La Gran Paja de la cultura humana. O como decía Wilde "todo lo que amamos nos destruye o destruimos todo lo que amamos". La paja es una rémora del menemato, díria Fucks Chavo citando a David Grapes.

Vawe dijo...

No me entendió. Hice un chiste, mr. Savage: la paja como autobiografia, el que proporciona y el que dispone el goce, o sea la misma persona, o sea... ufa, todo tengo que explicar, viejo?

mariano dijo...

es que la paja es autodestructiva, ergo: pérdida neuronal, incapacidad para comprender ironías, y alteración de la respuesta neuromotora. y hablando del tema me gusta la mina que hace esas entrevistas en ciudad abierta, es como una susan sontag sin mechón blanco...